Geografía

Geografía, hidrografía y climatología

Geografía, hidrografía y climatología

Monroy pertenece a la comarca de Los Cuatro Lugares, comprendida ésta entre los ríos Tajo y Almonte y situada en la penillanura trujillano-cacereña. El término municipal (204 km2) limita con los de Casas de Millán (norte), Serradilla (norte), Talaván (norte y oeste), Trujillo (sur y este) y Torrejón el Rubio (este). La localidad se halla a 35 kilómetros de la capital provincial, a 30 del Parque Nacional de Monfragüe y a 380 metros de altitud. Cuenta con una densidad de población de 5 hab/km2 . A principios de 2017, Monroy tenía 1.047 vecinos.

Según la clasificación de Köppen, el clima de Monroy es de tipo Csa-Mediterráneo. Los inviernos son templados y el termómetro, raramente, baja hasta los 0 grados centígrados. Los veranos se caracterizan por ser secos y calurosos, llegando a veces hasta los 40º C. Primavera y otoño son variables en precipitaciones y temperaturas.

En cuanto al relieve, el término municipal presenta dos formaciones bien diferenciadas: penillanura (llanos, ondulaciones suaves, lomas…) y riberos (depresiones por las que discurren encajonados los ríos Tajo y Almonte).

El suelo es, por lo general, silíceo y de escasa profundidad. También se dan afloramientos de pizarras, cuarcitas y areniscas.

Los recursos hídricos, por su parte, desempeñan un papel fundamental y no sólo por la presencia de las aguas del Almonte. Ya en el siglo XIX, según el Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España (Madoz), existían en el pueblo 40 fuentes. Algunas de ellas ya funcionaban en el siglo XVII, como la Juntana, el Huerto o el Manantío. Otras fueron creándose a medida que crecía la localidad, como las Guapas, la Amapola, el Risquillo, la República etc. El pantano del arroyo del Moro, junto a la ermita de Santa Ana, es el encargado de aprovisionar de agua al municipio. Monroy dispone, además, de innumerables charcas, que resultan imprescindibles para la ganadería.

Las aguas del Almonte y del arroyo del Cabril sirvieron para mover dos molinos harineros en el primero y otro en el segundo (del Almonte, tío Aquilino y del Cabril).

Fuente: Monroy: historia y tradición. Santiago García Jiménez, José María Sierra Simón y María Teresa Gómez Camarero. Asociación Cultural El Bezudo 2009.

Fotos: Tatiana Fernández, Óscar Blázquez y Sergio del Barco.